Financiación externa para empresas

Para impulsar la creación y el desarrollo de una empresa se requiere liquidez. La liquidez es uno de los aspectos que mejor determinan la fortaleza y la capacidad de actuación de una empresa. Una empresa puede tener dificultades en el momento en el que tiene escasez de liquidez y necesita recurrir a financiación externa sin una buena planificación financiera.

En el artículo “Fuentes de financiaciòn de la empresa” hablamos de la diferencia entre los recursos propios y ajenos. Y el artículo de “simulación de financiación” ponemos dos ejemplos sobre la financiación y las ventajas.

Maneras de conseguir financiación externa para empresas

La financiación externa son aquellos recursos financieros ajenos a la empresa, es decir, que se obtienen del exterior de la empresa. Estos recursos pueden derivar de entidades bancarias o de inversores privados. Si quieres saber cuáles son las formas por las que una empresa puede obtener financiación externa, sigue leyendo este post.

Cuando una empresa busca financiación externa para poder hacer frente a problemas de liquidez tiene dos opciones: recurrir a la banca tradicional, a través de préstamos y créditos personales, o bien recurrir a la financiación sin intermediación de entidades bancarias.

Financiación externa para empresas
Financiación externa para empresas

Financiación sin entidades bancarias

Son nuevas alternativas de financiación que cada vez han adquirido más protagonismo entre los empresarios. Este tipo de financiación presenta numerosas ventajas respecto a la banca tradicional, como flexibilidad, rapidez y condiciones menos estrictas. Los métodos de financiación sin entidades bancarias a los que más recurren las empresas son la financiación a través de capital privado y las ayudas y subvenciones.

Financiación a través de capital privado

Es una de las formas de financiación más elegida por los empresarios. Dentro de ella, encontramos varias opciones.

  • Venture Capital

También conocido como capital riesgo. Se trata de entidades que participan en la financiación de pequeñas y medianas empresas, a las que no solo aportan capital, sino también contactos y reputación. Los Venture Capital invierten en las empresas a cambio de una participación en el capital de la misma.

  • Business Angels

Son inversores privados que no sólo ofrecen capital, sino que también aportan experiencia y contactos. Su finalidad es obtener una participación en la empresa y generar rentabilidad futura. Son personas físicas, tales como ejecutivos, empresarios o profesionales de éxito.

  • Crowdfunding

Se trata de redes de micro financiación colectiva. También llamadas Micromecenazgo. Es decir, un gran número de particulares realizan las inversiones que estimen oportunas a una empresa, dentro de unos márgenes. Para ello, emplean plataformas especializadas.

  • Incubadoras y Aceleradoras

Las incubadoras no solo proporcionan capital y experiencia durante las primeras etapas de una empresa, sino que, contar con su apoyo supone numerosas ventajas. Entre ellas podemos destacar espacios físicos donde poder trabajar, formación, networking, asesoramiento fiscal, etc.

Por otro lado, las aceleradores tienen una función similar a las anteriores, solo que se diferencian en que éstas apoyan a empresas que se encuentran en etapas más desarrolladas.

Ayudas y subvenciones

Se trata de ayudas económicas facilitadas por organismos públicos y asociaciones sin ánimo de lucro. La ventaja de este tipo de financiación es que el capital recibido no es necesario devolverlo, pero sí que hay que demostrar que se ha usado de manera adecuada.

Financiación a través de la banca tradicional

Otra opción para conseguir financiación es recurrir a las entidades bancarias. Se recomienda acudir a varias sucursales, para maximizar opciones y así poder comparar precios y condiciones.

Lo más común es recurrir a préstamos, créditos y descuentos comerciales. La dinámica es la misma para todos los casos: la entidad financiera concede una determinada cantidad de dinero a la empresa, la cuál tiene que devolver en un plazo determinado y con unos intereses acordados.

Sin embargo, acceder a financiación a través de la banca tradicional es algo cada vez menos buscado por las empresas debido a los inconvenientes que presenta:

  • Poca flexibilidad, ya que les cuesta más adaptarse a tu modelo de negocio
  • Suelen tardar más en contestar a tus peticiones
  • Los criterios de riesgo son mucho más estrictos
  • Hay que asumir una serie de gastos extra, como los intereses y las comisiones. Esto, a la larga, puede suponer un mayor endeudamiento para la empresa

Conclusión

Como habrás podido comprobar, hay muchas formas de obtener liquidez para tu empresa a través de distintas fuentes de financiación externas. Dependiendo de las circunstancias de cada persona y de las necesidades que se deseen cubrir, se debe analizar cuál es la opción más adecuada para cada caso.

¿Te ha gustado el artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Compártelo en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin