Gestión patrimonial

ISADORA ZAFRA

Profesional EFPA (European Financial Advisor)

Más de 20 años ayudando a empresas a convertirse en empresas solventes, ganando rentabilidad y calidad de vida.

Servicio de gestión de patrimonios

El área financiera de tu empresa es tan importante como tu cliente

Disponer de un adecuado asesoramiento, estrategia y planificación financiera es vital para no incurrir en riesgos no controlables que puedan afectar, no sólo a nuestro proyecto sino en muchas ocasiones, a los intereses y finanzas personales de quienes los dirigen.

gestión de patrimonios

Qué puedo hacer por ti

Te ayudamos a optimizar la rentabilidad de tus ahorros en equilibrio con  tus objetivos personales, perfil de riesgo, horizonte temporal  y capacidad de generación.

Análisis de tu perfil inversor

Analiza cuál sería tu tolerancia al riesgo antes de contratar un fondo o una cartera de inversión.

Análisis de resultados

Realizaremos conjuntamente un seguimiento periódico de la cartera para valorar su evolución.

Planificación Estratégica Financiera

Diseñamos la estructura de inversión que, en coherencia con tu perfil, te acerca a tus objetivos de rentabilidad a corto, medio y largo plazo.

Redefinición de la inversión

Revisión si procede de la inversión en función de su propia evolución o en atención a cambios en tus necesidades.

Ya sabes lo que puedo hacer por ti,
¿Quieres que hablemos sobre tu situación?

Consúltame en el ​
620 793 695
de 9:00 a 19:00 de Lunes a Viernes​
Si lo prefieres, te respondo a tu mail​
conoce el proceso

Consigo una estructura financiera sólida y sostenible

Contacto inicial

Mi trabajo está enfocado a ayudarte a escalar tu negocio obteniendo una estructura financiera sólida y conseguir así el crecimiento exponencial que buscas para tu empresa.

Para ello, y como todo en esta vida, el primer paso será el conocernos. Saber quién eres, a qué se dedica tu empresa, qué necesidades reales y qué expectativas tienes serán fundamentales para el resto del proceso.

Estudio de la situación - Proceso gratuito

Recabar documentación para realización del diagnóstico de la situación (si es una empresa en una semana máximo se reagenda contacto), si se trata de un grupo de empresas nos vamos a 2 semanas.

Después:

Informe diagnóstico

Informe diagnóstico situación con propuestas de mejora cuantificadas y detalladas en un plan de acción y un contexto temporal de ejecución aproximado.

Presupuesto

Se elaborará un presupuesto a medida con los servicios que ayuden a solventar tu situación.

Tiempo de reflexión

Tiempo de reflexión del cliente sobre propuesta y decisión de contratación o no del/os servicio/s propuestos.

Contratación.

Firma de hoja de encargo con detalle de servicios y precios pactados.

Desarrollo de la propuesta

A trabajar sobre el plan de acción propuesto con los tiempos marcados.

Gestión patrimonial

¿Qué ventajas tiene trabajar conmigo?

Rentabilidad

Te aporto todos mis años de experiencia, no sólo como asesora financiera sino también como directora en banca de empresas. Gracias a esta doble perspectiva banco-cliente, puedo detectar y solventar rápidamente los problemas financieros de tu empresa.

Especialización

Trabajará con proveedores financieros especialistas en la empresa. Gracias a ello tu empresa se beneficiará de importantes sinergias, favoreciendo un crecimiento sostenible.

Rigor Financiero

Conocerás la realidad financiera de tu empresa, para tomar decisiones basadas en números​, y no en intuiciones. Trabajando codo a codo contigo, tomarás decisiones con mayor seguridad y tranquilidad.

Expansión

Nos anticiparemos a los cambios del mercado, adaptándonos a ellos, y ​planificaremos el crecimiento de tu empresa​ para aprovechar todas las oportunidades que surjan y la demanda de tus clientes.​

Tranquilidad

El control del área financiera desde una perspectiva profesional, aportarán tranquilidad y confianza a tu día a día, pudiendo de esta manera, centrarte en tu negocio.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Es más rentable amortizar la hipoteca o invertir el dinero?

Ante esta pregunta deberíamos analizar cada caso en concreto, no obstante  valoraremos una  las principales variables que podrían condicionar la amortización de nuestra hipoteca y, por tanto, de nuestra inversión:

Interés que pago por la hipoteca

En la actualidad, los tipos de interés se encuentran prácticamente a cero, por lo que en vez de cancelar anticipadamente parecería más que justificado destinar nuestro ahorro a una inversión para la obtención de una rentabilidad extra. Ante una situación de tipos bajos, la cuota que estemos pagando tendrá mucho peso de amortización de capital principal y poco de intereses. En caso de estar ante una situación de tipos altos, podríamos plantearnos si interesaría amortizar parte o todo el capital pendiente, ya que será más difícil sacarle un rendimiento extra a los intereses del préstamo.

Deducciones fiscales de amortizar anticipadamente una hipoteca

Tener una hipoteca supone un desembolso económico todos los meses, pero esta amortización también puede suponer un beneficio fiscal para el contribuyente. En concreto, este gasto puede deducirse del IRPF, siempre que la vivienda sea la de uso habitual, y haya sido adquirida con anterioridad al año 2013, cuando fue eliminada esta normativa.
Esta deducción podrá ser de hasta un 15% de lo aportado, aunque con un límite de 9.040 euros al año. Este máximo asciende a 18.080 en los casos de préstamos hipotecarios compartidos en los que la declaración se hace por separado. Es decir, en el mejor de los casos, sea cual sea el importe amortizado, se podrá desgravar hasta 1.356 euros en la declaración o, en el caso de declaraciones de parejas por separado, la desgravación alcanzará los 2.712 euros.

Este beneficio fiscal se aplica sobre todo el importe amortizado en el préstamo hipotecario, ya sea amortizaciones regulares, correspondientes a las cuotas mensuales pactadas, o anticipadas, total o parcial, cuando los deudores deciden adelantar el importe prestado. 

Por ejemplo, si una persona cuenta con una hipoteca por la que paga cada mes 500 euros, al año habrá amortizado 6.000 euros y podrá deducirse en su declaración de la renta 900 euros. Ahora, si a eso le suma el importe de 5.000 euros que ha decidido amortizar de manera anticipada, en total habrá amortizado 11.000 euros, de los que únicamente podrá deducirse 1.356 euros (el 15% se aplica sobre el límite de 9.040 euros). Todo ello si la vivienda, dedicada a uso habitual, no segunda residencia y fue adquirida antes de 2013. 

¿Es rentable esta opción?

Aplicar esta deducción en la declaración de la Renta será beneficioso para el contribuyente siempre que se aplique sobre la amortización regular, pero en el caso de la amortización anticipada no siempre sale rentable. En el primer caso el interesado está obligado a ingresar las cuotas hipotecarias pactadas, por lo que es un gasto necesario. Sin embargo, la amortización anticipada significa que cuenta con ingresos ‘extra’ que quiere destinar a reducir esta deuda. 

Respecto a la deducción del IRPF resultará ventajoso superar el límite de 9.040 euros según el escenario de tipos de interés de cada momento. En la actualidad la tónica habitual son tipos de interés bajos que suponen un ahorro bajo en caso de anticipar el pago de la deuda. Ante esta situación, resultará más rentable invertir la diferencia a partir de los 9.040 euros en otro producto que tenga mayor rentabilidad que el ahorro en intereses que supondrá la amortización anticipada.

Es decir, en el ejemplo anterior en el que el interesado anticipaba 5.000 euros, en lugar de ello podrá amortizar anticipadamente 3.040 euros, con los que alcanza el límite de 9.040, y el resto invertirlo en otro producto con el que pueda obtener mayor rentabilidad.

Comparativa deducción fiscal interés simpe con rentabilidad a interés compuesto

Otro factor que debemos tener en cuenta es la comparativa de ese ahorro fiscal con la la capitalización compuesta de los intereses. A priori, puede suponer un gran ahorro pero este interés es simple: si lo alargamos en el tiempo, invertir 9.015 € a un tipo de interés de un 5 % (históricamente un perfil mixto genera esta rentabilidad anualizada) en un plazo de 10 años obtendríamos una rentabilidad del 62 %.

Perfil ante el riesgo del inversor

El aspecto psicológico también se ha de valorar en este tipo de decisiones. No es lo mismo ser un inversor conservador que, en la situación actual de tipos de interés bajos, puede estar satisfecho con ahorrarse los intereses y comisiones que cobra el banco, que un inversor con un perfil de riesgo más elevado, el cuál encontrará a largo plazo mayor rentabilidad en productos de renta variable.

¿Qué es el bitcoin?

El Bitcoin es dinero digital. Se trata de una “criptomoneda” que permite a sus tenedores adquirir otros bienes y servicios, por ser aceptado como medio de cambio especialmente en las compraventas a través de Internet. Así mismo, se utiliza como unidad de cuenta, y puede servir a su propietario como reserva de valor. Esto resulta sumamente importante, puesto que podemos clasificar por ello al Bitcoin como activo financiero.

Hacerse con criptodivisas es una idea tentadora para muchos ahorradores particulares, pero para ello necesitas antes pensar qué pretendes con ello y conocer cuáles son tus necesidades (ahorro, ampliar tu cartera, diversificar, etc). El mercado de las criptomonedas puede tener un gran potencial de crecimiento, pero hay que tener en cuenta que se trata de un producto inestable y volátil difícil de controlar, por lo que conviene dedicar solo una cantidad de inversión que no vayas a necesitar en el corto plazo, para minimizar riesgos, e incluso que estés dispuesto a perder dicha inversión en su totalidad.

En 2018, el bitcoin registró una caída superior al 80% desde sus máximos, hasta los 3.000 dólares aproximadamente, en 2019 su valor se volvió a estabilizar en torno a los 8.000 dólares y, el año pasado, con la crisis del coronavirus, se convirtió en un aliado para inversores, cerrando el año en una cotización cercana a los 23.000 dólares.

Lo aconsejable es que primero leas y profundices sobre el funcionamiento de esta moneda digital, a través de fuentes fiables, y contrastes la información con la ayuda de un asesor financiero cualificado.

¿Es seguro invertir en bitcoin?

Un entorno como el actual en el que los tipos de interés son muy bajos, dificulta la obtención de rentabilidad sin la asunción de riesgos .
Sería asumible dedicar a los criptoactivos sólo una cantidad de inversión que no se vaya a necesitar en el corto plazo, para minimizar riesgos, e incluso plantearnos que podríamos estar expuestos a perder dicha inversión en su totalidad.

Existen gran cantidad de monedas virtuales, además del Bitcoin, que conviene valorar en función de las características del inversor y de la finalidad de su inversión.

Por último y no menos importante, es recomendable adquirir las criptodivisas a través de plataformas seguras y fiables, como exchanges o casas de cambio, que permiten que la compra sea sencilla, con una alta seguridad.

Así mismo, se recomienda un lugar seguro donde poder almacenarlas. Nos referimos a las denominadas ‘wallet’, que son carteras o softwares donde almacenar los activos adquiridos.

¿Necesitas o no un Asesor?

Contar con la opinión de un asesor financiero es muy valorado por los inversores. Su función será diseñar una estrategia de inversión a corto, medio y largo plazo, en función de nuestros objetivos, con una correcta diversificación de activos y alineada con nuestro perfil inversor y horizonte temporal.

La experiencia y conocimientos de un asesor financiero serán de gran ayuda para optimizar la rentabilidad esperada y la gestión de nuestro patrimonio personal, ya que, además de tener los suficientes conocimientos dispone de tiempo para valorar las distintas opciones de inversión y no está influido por aspectos subjetivos o personales.